Libélulas en la piel

Aprendiendo a bailar bajo la lluvia…

Sólo valiente

3 comentarios

No digas que soy fuerte sólo porque nunca me has visto triste; simplemente un día decidí vivir bailando. Pero eso no me exime de sentir dolor, ni de que a veces se moje mi rostro, aunque siempre fui de llorar cuando se apagaban las luces y el teatro se quedaba vacío, tal vez por eso nunca conseguiste verme.

Con el tiempo, en la piel se hacen callos y ya no necesito tantos muros, aunque cada mañana tengo que volver a decidir que es mejor salir a oler las flores y saltar en los charcos y correr el riesgo de que me alcance un león, que 912451-bigthumbnailquedarse aquí, agazapada esperando que suene mi canción. Por las noches es diferente; por las noches echo de menos el refugio que nunca tuve, y todo me da miedo, y sólo quiero correr para que nada ya duela. Afortunadamente, Morfeo me tiene cierto aprecio y siempre viene a buscarme a tiempo… Y los sueños, sueños son.

No hace mucho alguien me dijo que tenia un interior de terciopelo, pero que sólo mostraba mi deslumbrante corona llena de rubís; sólo tenía razón a medias… Aquí me desnudo y desgrano el terciopelo en cada letra, en cada punto. En cada coma va impresa un trocito de mi alma de algodón, en cada vuelo de mis libélulas dejo escapar un poco de esa delicadeza que la corona no deja ver. Y si, la de la Corona también soy yo, y no reniego de ninguna. Mi consciencia quiere ser libre por fin, bailar, jugar, escoger el camino correcto y mirar de frente a la vida. El inconsciente todavía a veces se esconde tras las piedras preciosas, temeroso y cauto. Y mi cuerpo… Mi cuerpo, va por libre sin obedecer las leyes ni las órdenes de la atolondrada conductora de mi montaña rusa particular.

Así que no digas que soy más fuerte, di que tal vez soy más valiente. Que la vida ya me ha zarandeado bastante y que no estoy dispuesta a agachar la cabeza una vez más. Si, soy valiente. Temerosa pero valiente, por que el fuego siempre quema y si no lo hace es que estás muerto. Y prefiero seguir sangrando por heridas invisibles que vagar indefinidamente mientras espero la barca de Caronte.

Por lo que no te escudes en recursos fáciles de espaldas anchas, por que cada cual decide en que mar flotar.

Anuncios

Autor: sarasanmi

Obstinada y alegre, aunque a veces me pierda en mi propia melancolia. Libélula recién salida de la larva, bailo volando con aleteo firme y decidido.

3 pensamientos en “Sólo valiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s