Libélulas en la piel

Aprendiendo a bailar bajo la lluvia…

Ruido

4 comentarios

Mientras me tomaba el café, ha empezado a sonar esta canción. Automáticamente he levantado los ojos del diario y me he quedado clavada en la pantalla de la esquina del bar, como pasmada, con un como que tal vez podría ahorrarme. Ruido lleva tres días sonando en mi cabeza de manera interrumpida. Mezclo sus estrofas a mi conveniencia, pero la melodía no deja de sonar. Cuando la casualidad hace que Ruido empiece a sonar en el Ipod, la vuelvo a poner antes incluso de que acabe; si no suena, la busco de manera compulsiva.

Ruido. Ruido es lo único que siento. Mucho ruido, siempre ruido, tanto ruido que me impide escuchar nada más. Demasiado ruido; creo que es para lo único que no estaba preparada, para el ruido. Intento evitarlo y caminar en silencio, pero soy un imán de ruidos, actúo como un amplificador para los mismos. Llegan a mí, los canalizo, los reproduzco, los distorsiono, juego con ellos y les dejo salir. Y el ruido se pierde en el aire, pero llenan mi mente de interferencias, que se asientan en mi sien, jugando caprichosas a formar nuevas melodías, que yo siempre encuentro escandalosamente estridentes. Ruido que me mira burlón, otra vez lo has vuelto a hacer; otra vez me ha ganado, ruidos nuevos que se mezclan con los viejos ya archivados en una fonoteca imposible, un cóctel mortal que  convierte cualquier sonido en ruido.

Y yo, exhausta de palabras, de sonidos, de canciones, de discotecas móviles, de bailes frenéticos, de gritos, de ruidos, de interferencias. Y yo, que sólo quiero silencio, por alguna estúpida práctica, tan antigua y arraigada en mi que no se dónde se esconde, sólo encuentro ruido.

Anuncios

Autor: sarasanmi

Obstinada y alegre, aunque a veces me pierda en mi propia melancolia. Libélula recién salida de la larva, bailo volando con aleteo firme y decidido.

4 pensamientos en “Ruido

  1. Sí, hay veces en que el ruido lo inunda todo de tal manera, que no nos deja ni pensar.
    Vivimos con demasiado ruido? Creo que sí.
    Un abrazo silencioso…

    • Siempre tenemos la opción de dar al pause, o de bajar el volumen hasta que suene la próxima canción. A veces el ruido me ensordece, pero nunca me vence! A bailar!!!

      Un abrazo bailado!

  2. Pingback: mmuarg blog recibe una segunda nominacion,ahora de parte de The cracking chrispmouse bloggywog award | mmuarg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s