Libélulas en la piel

Aprendiendo a bailar bajo la lluvia…

El cajón de mis fracasos

8 comentarios

Por mucho que mis labios rojos intenten cerrarlo, a veces, el cajón de mis fracasos se queda un poco entreabierto. Y cual caja de Pandora, cada uno de mis errores y  todas mis frustraciones hacen causa común y se amontonan para hacer saltar las guías y al final, el cajón vencido por el peso de tantos recuerdos, cede y cae al suelo, desparramando todos los nombres que debo olvidar, todos los actos que quise borrar, todos los acordes de tantas canciones que no debí escuchar.

Últimamente el cajón está demasiado lleno; debería existir un contenedor común de fracasos, algo así como un vertedero de pesadillas, para que todos pudiéramos librarnos de todo aquello que, por mucho que nos empeñemos en archivar en la sección de olvidados, siempre dejan un rastro.

Porque al final tengo la sensación de que nunca aprendo, que repito una y otra vez los mismos actos, cambiando un poco el decorado y los actores secundarios, pero manteniendo la esencia. Y si, tras cada fracaso me hago un poco más dura y algo más lista, pero me gustan demasiado los laberintos. Adicta a los retos y a las causas perdidas, entro una y otra vez enmarañados senderos sin sentido ni final, intentándome convencer que está vez será diferente, que encontraré el ansiado arco iris, aún sabiendo que no, que al final desembocará una vez más en el cajón de mis desamparados.

Pero soy dura de pelar, así que al final me subo en mis tacones y le doy plantón a mis frustraciones huidas, de una patada cierro el cajón y salgo a bailar. Porque tarde o temprano, estoy convencida,  sonará mi canción.

Anuncios

Autor: sarasanmi

Obstinada y alegre, aunque a veces me pierda en mi propia melancolia. Libélula recién salida de la larva, bailo volando con aleteo firme y decidido.

8 pensamientos en “El cajón de mis fracasos

  1. Querida gaviota, ese cajón lo debemos abrir de vez en cuando para darnos cuenta y saber que somos fuertes, hemos sabido afrontar todos los retos y lo mas importante… seguiremos en pie, por tantas veces que tengamos que clavar la rodilla en el suelo, gracias por compartir.

  2. “Siempre caigo en los mismos errores”, dice la canción. No es malo perseguir el arco iris, que se aleja y aleja, y al que nunca llegamos, Pero, ¿y su sorprendente belleza? ¿ Y si el ansiado arco iris fuera ese ‘subirte a tus tacones y salir a bailar’?

    • Miéntras pueda bailar, siempre existirá el arcoiris! Y nunca dejaré de soñar y luchar, aunque repita siempre los mismos errores.
      Muchas gràcias por leerme y por tus palabras!

  3. !Claro que aprendes! Aprendes lo más importante, a ser tu misma, a no traicionarte jamás; en caso contrario, ¿qué quedaría de ti, de lo que es solo tuyo y de nadie más, de tu personalidad?

    Enhorabuena

    • Si, de todo se aprende, pero es que a veces soy de un cabezón… Lo importante, como bien dices, es no traicionarte jamás!

      Gràcias como siempre por tus sabias palabras!!!

  4. Un placer leerte! Un abraso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s