Libélulas en la piel

Aprendiendo a bailar bajo la lluvia…

De mariposas y libélulas

Deja un comentario

Acompaña su paso el vuelo de lento de la mariposa. Aleteos conjugados en subjuntivo, que esparcen dudas, deseos y esperanzas entre bailes imposibles, danzas acrobáticas al borde de camino, exhibiendo sin pudor toda la nostalgia acumulada en su espalda.

El cielo está claro, de un azul intenso, sin rastro de nubes adornando el escenario de su vuelo, limpio como sus alas, que mecen suaves briznas de verde hierba cuando juegan a ras de suelo.

No hay destino, sólo sendero. Un trazado imposible que van enderezando, creando luminosos claros dónde  sólo había oscuridad, aprendiendo de las tormentas que la vida les quiso regalar.

Libélula y mariposa se separan al caer la tarde, en busca de sus propios demonios, luchando contra el viento que a veces les impide avanzar. Han decidido volar, eternas y libres, pero hay que saber dejar atrás el infierno.

Vuelan alto en su baile infinito, bailan ligeras en su vuelo en espiral. Avanzado, aprendiendo, soñando… Iniciado el ascenso, nada las detendrá.

 

Anuncios

Autor: sarasanmi

Obstinada y alegre, aunque a veces me pierda en mi propia melancolia. Libélula recién salida de la larva, bailo volando con aleteo firme y decidido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s