Libélulas en la piel

Aprendiendo a bailar bajo la lluvia…

Cactus

Deja un comentario

Es esa hora tonta, en la que cualquier cosa que empiece a hacer deberé dejarla a medias, y odio dejar las cosas a medias. Así que decido divagar, con cierto disimulo, mirando fija la pantalla del ordenador y moviendo distraídamente el ratón, pensando en todo aquello que se quedó a medias. Y de manera inevitable, con un torrente de potencia incontrolada, reapareces en mí. Hacía tiempo que no te pensaba, tal vez meses que tu recuerdo no escapaba del pozo de los no olvidados, y sin embargo, últimamente tu imagen se afana por salir de su oscuridad semiabsoluta. Es curioso, nunca acabas de desaparecer del todo, sobrevuelas por mi mente, a veces con un baile callado y lento, otras, como hoy, como una tormenta que todo lo inunda.

No sé que será de ti, pero siempre que vuelvo a Madrid imagino cruzándonos en la estación y busco un espejo dónde comprobar mi reflejo ¿estaré bien? ¿me reconocerás? Qué absurdo. O te busco por el barrio, en el súper, en la sección de quesos, por si apareces buscando un buen parmesano. Pero nunca pasa nada, y vuelvo a casa con la sensación de cuento inacabado y la esperanza de que otra vez será.

No recuerdo el sabor de tu boca, ni el tacto de tu piel cuando hacíamos el amor, sólo que era imposible estarnos quietos; únicamente resuena en mis oídos tu risa y el tono grave de tu voz. Y que siempre me salvabas. Daba igual cuantos cuchillos hubieran volado la tarde anterior, si te pedía un rescate lo pagabas con gusto. Y venias a buscarme y me llevabas fuera de Madrid, a un mundo dónde sólo estábamos tú y yo. Ese mundo en el que no querías vivir, y en el que decidiste quedarte cuando ya fue tarde. Ese mundo que se desmoronó una noche en la puerta de mi casa, ni tan siquiera recuerdo el por qué, sólo que no me llevé los cactus que me regalaste y nunca más te he vuelto a ver.

20140611-161137.jpg

Anuncios

Autor: sarasanmi

Obstinada y alegre, aunque a veces me pierda en mi propia melancolia. Libélula recién salida de la larva, bailo volando con aleteo firme y decidido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s