Libélulas en la piel

Aprendiendo a bailar bajo la lluvia…

Hilo rojo

6 comentarios

“Los japoneses tienen la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique. Es invisible y permanece atado a estas dos personas a pesar del tiempo, del lugar, de las circunstancias…El hilo puede enredarse o tensarse, pero nunca puede romperse.”
…………………
No sé porque soy incapaz de romper ese hilo. Lo intento una y otra vez, afilo mis cuchillos y ataco sin piedad al absurdo cordón que me une con lo que nunca me ha pertenecido. Deshilacho nuestro vínculo, poco a poco y sin paciencia, pero sólo unas finas hebras se rinden a mi lucha y salen volando, permaneciendo veinte días en el aire, y antes de que se cumpla el plazo, se adhieren nuevamente a la soga con la que atamos nuestros cuellos.
No sé si te quiero, no sé si te necesito y lo más probable es que ni me convengas. Sacas lo peor de mí, y juegas con lo mejor que tengo. Me has dado una libertad que ni conocía y yo te he pagado atando una cadena en mis tobillos. Es un absurdo todo, y más ahora, que se han cambiado los papeles. Que ahora te busco yo y tú me huyes, convirtiéndote en un puercoespín que me lanza dardos envenenados, sin saber que mientras más te escondas más ganas tengo de encontrarte. Mi traje de superheroína made in China se pudre en el armario, y yo te miro y sólo pienso en coser las últimas puñaladas de mi uniforme de salvadora y volar a rescatarte.
Pero no. Ya no salvo vidas. Ahora soy sólo una libélula recién salida de su larva de cristal que esta aprendiendo a volar. Y tú un anclaje que no quiero soltar.

Anuncios

Autor: sarasanmi

Obstinada y alegre, aunque a veces me pierda en mi propia melancolia. Libélula recién salida de la larva, bailo volando con aleteo firme y decidido.

6 pensamientos en “Hilo rojo

  1. Es difícil romper los hilos que nos unen con el destino, pero podemos confiar en que se van desgastando y llega un día en que volamos libres como nunca lo hemos hecho.
    Mil besos libélula, de esos que bailan…

    • Deshilachando el destino, poco a poco, con seguridad de que es lo correcto y ensayos los vuelos para no hacer caída libre…
      Gracias por tus siempre bellas palabras, María.
      Un beso volado y bailado!

  2. hermosa publicacion ❤

  3. Hola Sarasanmi!

    Mi última pareja y yo atamos un hilo rojo a nuestros dedos a raíz de conocer esta leyenda japonesa.
    El hilo se rompió.
    Felicidades por tu blog y por la maravillosa y catártica entrada del 11M.

    Saludos.

    • Muchas gracias por tus palabras! Tal vez se rompen por que no son nuestros hilos… Seguro que tu meñique te guía pronto a buen puerto!!
      Un placer que te hayas pasado por mi rinconcito particular, prometo darme un vuelo por el tuyo!
      Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s