Libélulas en la piel

Aprendiendo a bailar bajo la lluvia…

Querido verde

1 comentario

Querido verde:

 

Sé que algún día te irás. Desaparecerás lentamente, dejando un hueco nuevo en la mesita de noche. Te convertirás en humo y te abriré la ventana, para que vueles libre lejos de mí. Lanzaré un beso al aire y sabrás que es para ti, el último escalofrío que recorrerá nuestra espalda. Brasas del fuego en el que ardimos, aquel que nos quemó los labios y las manos, danzaran a nuestro alrededor, con su baile de muerte y destrucción, y un segundo, el verde se volverá vacío.

Y poco a poco, la mueca de dolor que se instala en mi cara cuando mi memoria saborea tu piel, se convertirá en leve sonrisa, porque he decidido que seas un libro hermoso en la estantería del fondo, ya sabes que nunca me gustó lo feo, y ya sé que no te mereces no ser un cuento bonito. Aunque a veces ahora quiera arrancarte la piel a tiras por ser tan estúpido… Aunque una vez desollado quiera lamerte las heridas y acurrucarte en mi pecho.

Y me da pánico no poder perderme más entre tus brazos, no unir nuestros verdes mientras brindamos sin palabras, que nuestra canción no sea tu susurro en mi oído, perder nuestro baile torpe, olvidar el deseo de tu mirada. Olvidar que existimos, que una vez hubo algo parecido a un nosotros. Una realidad paralela creada por Dédalo para Ariadna, donde yo buscaba Teseos y a los que tú les ponías trampas.

Y sabes lo peor, verde mío, que no sé si quiero que pase. Ahora la estúpida soy yo, y tú tienes una medio sonrisa instalada en tu boca mientras lees esto, y a mi se me escapa la risa al pensarlo; siempre fuimos un par de tontos, ya ves, quien lo diría de nosotros. Que entre mi genio y tu pasividad pudiera existir un puente por el que pasearnos desnudos, pero la vida es así de rara a veces.

Te has llevado más letras que nadie, y alguna que otra lágrima, pero me quedo con las sonrisas, no tiene sentido guardarte rencor por no quererme.

Ha sido un baile precioso. Gracias.

 

                                                                                                                      Miaucks.

Anuncios

Autor: sarasanmi

Obstinada y alegre, aunque a veces me pierda en mi propia melancolia. Libélula recién salida de la larva, bailo volando con aleteo firme y decidido.

Un pensamiento en “Querido verde

  1. Pingback: LIBÉLULAS EN LA PIEL | Ultimate Wanker Press

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s