Libélulas en la piel

Aprendiendo a bailar bajo la lluvia…

Vuelo corto

2013-4-15-200132

Hueles a palomitas y a páginas de un libro mil veces leído. Tienes las letras desordenadas y tus puntos son siempre supensivos.

Tu boca es la frontera que no debo cruzar, una aduana alimentada con silencios, con las palabras que sólo pronuncio con los ojos.

Sabes a tarde de verano y a oración dubitativa; tus manos son el destino de todos mis anhelos y tu mirada una incógnita por despejar.

Eres mi eterna duda y la única certeza, la canción que siempre quiero bailar, el punto final en todos mis comienzos.

Y a veces creo que somos como una oración yuxtapuesta, separados siempre por una coma, en busca de nuestra conjunción copulativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s