Libélulas en la piel

Aprendiendo a bailar bajo la lluvia…

Vuelo pasajero

vias_del_tren

Te agarras a mi estómago con manos heladas y retuerces mis tripas vacías sin ti. Te conviertes en el repiqueteo reiterado de mis uñas en las mesa, en el viaje de mis dedos a mi boca, de mis labios al puente de la nariz donde me subes  las gafas y de allí a mis orejas a colocarme bien el pelo. Movimientos nerviosos y mecánicos cuya única función es evitar que coja el teléfono y busque tu nombre. Viajas por todos mis sentidos, el tacto de nuestra piel húmeda, nuestro olor cuando hundes tu cabeza en mi cuello, tu boca que me inspecciona, el sonido de aquella canción que me cantabas bajito y la visión de nuestro imposible perdida en el horizonte.
Echo de menos todo aquello que nunca existió. Pero aún más, echo de menos todo aquello que existe y de lo que me obligo a huir; pero estoy tan cansada hoy de correr que sólo quiero acurrucarme un rato en el hueco de tu pecho, incluso sabiendo que mañana me costará volver a volar.
Porque no hay mejor descanso que tu cuello, ni más bella estación de paso que tu cuerpo. Tal vez no seas el destino de esta errante errática, pero siempre es un placer perderse en tus laberintos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s